julio 02 2018 0Comment

Una cerveza experimental para después del ejercicio físico

  • Runner’s Delight es una colaboración entre las cerveceras Río Azul y Zeta Beer de tirada única y exclusiva con sales minerales y zumo de limón

Las jóvenes cerveceras nacionales están configurando un nuevo mapa de relaciones entre empresas. Las cervezas en colaboración (collaboration brews en su terminología anglosajona), es un elemento diferencial en el que dos cerveceros comparten conocimientos, recetas y experiencias para ofrecer al mercado una cerveza común. Una experiencia de alto valor humano, formativo y, también, por qué no decirlo, comercial: las artesanas mantienen una cuota de consumo del 1%. Compartir canales de distribución es siempre una buena idea para difundir el sabor y la palabra hasta el consumidor.

Así ve la luz Runner’s Delight, una cerveza de tirada única, sólo 2.000 litros servidos en barril, que han elaborado conjuntamente las fábricas Río Azul, de Sevilla, y los valencianos de Zeta Beer. Una cerveza nacida en las instalaciones de los andaluces, que cuentan con una fábrica novísima (aparecieron en el reciente 2017), de las más potentes de Andalucía, donde cuentan además con un gran punto de venta directa en la propia fábrica: una amplia zona de bar (tap room) abierto al público, donde se sirven sus recetas, siempre frescas.

Las colaboraciones entre cerveceras son espacio también para la creatividad y las formulaciones más atrevidas. Runner’s Delight es una mezcla de estilos tradicionales y de conceptos. Entre las lupuladas India Pale Ale y las salobres Gose alemanas. Una simbiosis que resulta en una cerveza de 6% de grado alcohólico, fresca y aromática, un punto salino y una buena cantidad de zumo de limón. Una cerveza que busca hacer el juego con las bebidas isotónicas, mezclando estilos, con el punto cítrico y la sal para recuperar electrolitos después del ejercicio físico.

Una cerveza experimental, configurada entre Eloy del Río y Manuel Fuentes, maestros cerveceros de Río Azul y ZETA, respectivamente. De la que ya está todo vendido, en un recorrido cervecero que pasa por Sevilla y Valencia, cómo no, pero también por locales de Málaga, Barcelona, Madrid y la Lombardía italiana. Una cerveza de tirada corta que está levantando mucha expectación en sus ciudades matriz. Con eventos y encuentros alrededor de la cerveza y del deporte, como el del pasado jueves 28 de junio en Las Cervezas del Mercado, donde se dieron cita en un almuerzo organizado por la distribuidora Bierwinkel un numeroso grupo de aficionados cerveceros, periodistas y de colectivos deportivos para probar esta cerveza en exclusiva.