Para nueve de cada diez consumidores es imprescindible que desinfecten la mesa del bar antes de sentarse

admin
07/29/2020

Los españoles cuando salen a tomar algo ya no solo piden la consumición. Piden también medidas de prevención en el establecimiento, siendo la principal para ellos (el 89%), que se desinfecte la mesa antes de sentarse, según Nielsen. Y otros tantos reclaman distancia entre las mesas, tal y como están obligados por normativa los locales en el actual contexto de vuelta a la normalidad.

No son las únicas medidas. Un 87% también quiere encontrarse artículos de desinfección y limpieza en los baños, uno de los puntos críticos de la nueva experiencia en el consumo fuera del hogar, que añade los factores de seguridad y limpieza a los drivers de elección de un local. Y otro momento sensible es el contacto cercano con el personal del establecimiento, de tal modo que un 83% demanda que lleven guantes y mascarilla.

Por el contrario, los consumidores no ponen tanta atención en la carta, tradicionalmente en papel. Y es que solo un 53% pide que sea digital. En este sentido, la dificultad de algunas personas, sobre todo mayores, para desenvolverse con los códigos QR actúa en su contra, sin olvidar las dificultades que entraña en ocasiones para cargar el menú en el móvil, que no siempre es tan inmediato.

De este modo, el consumidor antepone lo que haga el establecimiento a sus propias medidas de prevención personal. En realidad, su proactividad en torno a la seguridad está más relacionada con elegir dónde sentarse a comer o a tomar algo. Y es que para un 46% de los consumidores su opción favorita es la terraza.

Tal es así que la terraza es un elemento diferencial para el consumidor, en tanto si bien las ocasiones de consumo en los bares con instalación exterior se recortaron un 53% en junio, en los bares sin ella el descenso fue mucho mayor, un 72%, tal como concluyen los datos recabados por el Horeca Digital LAB de Nielsen.

Al mismo tiempo, todavía hay personas con reticencias a consumir fuera, por lo que buscan llevarse a casa la experiencia, reforzando así la tendencia del ‘cocooning’ y el hogar como refugio. Así, para un 21% su alternativa predilecta es el ‘delivery’ (que se lo lleven) y para un 15% el ‘take away’ (recoger en local y consumir en el hogar).