marzo 13 2018 0Comment

 La monitorización del oxígeno optimiza la calidad y el sabor

PARTE 1: Sensores ópticos y amperométricos

Introducción
Oxígeno: no puede embotellar con él, no puede fermentar sin él. Hay pocas cosas tan problemáticas para un cervecero como el oxígeno. Incluso una pequeña cantidad introducida en el momento inapropiado causa oxidación. Aun así, el oxígeno es un elemento clave durante el proceso de fermentación. Desde el desperdicio de materiales y la pérdida de tiempo del personal, hasta la posibilidad de amargarle la experiencia al consumidor mediante la incorporación de sabores extraños, hay muchos motivos para prestar especial atención al oxígeno durante el proceso
de elaboración de cerveza. Afortunadamente, con las herramientas adecuadas para el control y la medición del oxígeno durante el proceso de elaboración, una fábrica de cerveza puede perfeccionar los sabores y mantener los lotes en estantes de almacenamiento durante más tiempo.

Gracias a sus más de 40 años de experiencia en la medición de oxígeno en el sector cervecero, Hach (con la marca Orbisphere) está en una buena posición para evaluar las tecnologías óptica y amperométrica. Esta serie en dos partes sobre aplicaciones examina las herramientas y los métodos para la monitorización de oxígeno y ayuda a las fábricas de cerveza a garantizar la calidad de su producto mucho después de que los lotes hayan salido de la fábrica. 1,2

Seguir leyendo descargando el documento original: 
Beverage_sensores_parte1
Beverage_sensores_parte2