La lluvia hacer renacer la laguna estacional recuperada por Heineken con el Proyecto Jarama

Las esperadas lluvias de los últimos días y la consecuente crecida del río Jarama han contribuido a la inundación de la llanura aluvial de las Lagunas de Belvis, haciendo renacer su laguna estacional. Una estampa que no veíamos desde hace décadas y que ha sido posible gracias al Proyecto Jarama desarrollado por HEINEKEN España junto a la Confederación Hidrográfica del Tajo y la Comunidad de Madrid, en colaboración con la ONG SEO BirdLife.
Al eliminar un tramo del muro de hormigón que impedía que el agua se quedara en el territorio, la zona recupera un depósito natural de agua que recarga del acuífero y las reservas subterráneas de la zona con 500 millones de litros de agua cada año. Además de mejorar la calidad y cantidad de agua disponible gracias a esta nueva laguna estacional, que evita su pérdida aguas abajo (acabando en el mar o incluso provocando inundaciones torrenciales) las actuaciones de la cervecera contribuyen a impulsar la biodiversidad de un enclave natural protegido, especialmente valioso desde el punto de vista ecológico e hidrográfico.
Los trabajos del Proyecto Jarama, finalizadas en junio de 2022, también incluyeron la plantación de vegetación autóctona y la retirada de plantas invasoras que impedían la reforestación natural de la zona. Así, ahora podemos encontrar en ella especies tan singulares y valiosas para el ciclo del agua como el lúpulo silvestre, una variedad única en la Península; el cerezo de Santa Lucía, un arbusto muy valorado en la fabricación de perfumes; y el lirio, una planta que crece en bosques de ribera y escasea en la Comunidad de Madrid.
Esta iniciativa, sumada a las realizadas con los proyectos Doñana y Albufera, ha permitido a HEINEKEN España devolver toda el agua que contienen sus cervezas a las cuencas de los ríos que nutren a sus cuatro fábricas. 1.900 millones de litros de agua que vuelven a su origen cada año y que, junto a los programas de tratamiento y regeneración del agua que aplica al 100% de sus aguas residuales, le han ayudado a conseguir el compromiso de balance hídrico de su hoja de ruta Decididamente Verdes casi una década antes de la fecha marcada por la compañía a nivel global.
De cara a 2025, HEINEKEN España sigue avanzando en su ambición de utilizar cada vez menos agua y ser más eficiente en todos sus procesos. Así, aspira a utilizar solo 2,6 litros de agua por litro de cerveza elaborado, es decir, menos de la mitad (-51%) del agua que empleaba en 2008. Un camino en el que ha avanzado mucho en los últimos años y que en 2022 ya le ha permitido reducir el consumo

Entradas recientes

admin
12/28/2022
SpanishEnglishCatalanPortugueseFrenchItalian