julio 02 2018 0Comment

Heineken logra una compensación hídrica en Doñana

La empresa Heineken España logra una compensación hídrica de 1.000 millones de litros de agua, de acuerdo con el análisis realizado por el Centro Andaluz del Medio Ambiente de la Universidad de Granada, concluidas las actuaciones desarrolladas en el Espacio Natural de Doñana.

Los resultados de esta evaluación de impacto hidrográfico, han logrado duplicar los objetivos iniciales del Proyecto Doñana, presentada durante la inauguración de La Dehesa de Abajo, el último de los cuatro humedales en los que la compañía ha intervenido. El acto ha contado con la participación de José Gregorio Fiscal López, Consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía; y Marcos Tarancón, director de Relaciones Corporativas y Legal de HEINEKEN España, entre otras personalidades.

El Proyecto Doñana se ha desarrollado en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía y representa un éxito de colaboración público-privada sin precedentes. Con una inversión de más de 300.000 euros, responde a uno de los grandes retos de nuestros días: la escasez de agua, un recurso natural esencial para la vida, especialmente preciado en regiones con alto estrés hídrico como Andalucía; y para HEINEKEN España, ya que el agua es un ingrediente imprescindible en la cerveza.

Según Marcos Tarancón, director de Relaciones Corporativas y Legal de HEINEKEN España: “La cerveza es agua en un 95%, por eso en HEINEKEN nos sentimos especialmente responsables y nuestro compromiso con la protección de las fuentes de agua va más allá. Estos excelentes resultados mejoran en más del doble los objetivos inicialmente previstos con el Proyecto Doñana y suponen un importante avance para alcanzar el balance hídrico neutro en 2020”.

 

El Proyecto Doñana forma parte del plan global de compensación de agua Water Balancing, una iniciativa enmarcada en la estrategia de sostenibilidad “Brindando un Mundo Mejor” de HEINEKEN España que contempla diferentes actuaciones en las comunidades en las que opera. Así, además del proyecto Doñana, la compañía está desarrollando el Proyecto Olivo también en la cuenca del Guadalquivir (Andalucía); el proyecto Cañaveral en la cuenca del Júcar (Valencia); y próximamente definirá las intervenciones a desarrollar en la cuenca del Jarama (Madrid).

Las acciones desarrolladas dentro del Proyecto Doñana se han centrado principalmente en la restauración de cuatro humedales de este Espacio Natural, asegurando su carácter semipermanente: la Laguna de la Dehesa de Abajo, la Laguna de San Lázaro, la Laguna de las Pardillas y la Laguna del Lince. Como resultado, se ha mejorado su funcionalidad hídrica y ecológica, incrementando su biodiversidad y propiciando la presencia de especies en peligro de extinción como el lince y numerosas aves rapaces. Además, se ha creado un ambiente y condiciones propicias para favorecer su uso público y se han introducido mejoras para reducir los consumos de agua en las instalaciones de este enclave natural.

Los efectos positivos en el flujo del agua han incidido en una captación de aguas fluviales, la recarga del acuífero -mediante el rediseño del paisaje de las lagunas- y la fortaleza y calidad del suelo, aumentando su capacidad de infiltración y su productividad con una menor erosión. Asimismo, el proyecto ha permitido la creación de orlas lagunares con hasta 1.500 ejemplares de vegetación autóctona, eliminando especies exóticas como eucaliptus y restaurando taludes con manta orgánica. Estas intervenciones han minimizando las alteraciones en la dinámica hidrológica de estos humedales, restaurando su capacidad de almacenamiento de agua. 

Para concluir, la última actuación llevada a cabo dentro del Proyecto Doñana, puesta en marcha en septiembre de 2017, ha sido en la laguna de la Dehesa de Abajo, consiguiendo recuperar el equilibrio hidrológico de este importante humedal. Las intervenciones han sido desarrolladas en colaboración con el Ayuntamiento de La Puebla del Río (Sevilla), con el objetivo de preservar un entorno de gran riqueza botánica y faunística, con elevado atractivo para el turismo, en el que cada año se celebra la Feria Internacional de las Aves de Doñana, Doñana BirdFair.