noviembre 29 2018 0Comment

Ambar presenta la nueva imagen de sus variedades

Ambar 1900 rompe los cánones de lo que se espera de una cerveza ale. Reúne todos los matices aromáticos que se encuentran tras el proceso de fermentación a alta temperatura pero con un cuerpo ligero, un color pálido y una burbuja extra fina.

De moderado amargor, resulta muy suave al paladar y llena de frutas frescas y malta recién horneada. Así, 1900 es una cerveza sofisticada, sutil y llena de matices. Fue una de las primeras ales de España y se concibió como una cerveza de temporada, pero una clientela realmente persuasiva nos obligó a buscarle un hueco destacado en el portfolio. 

Ambar Caesaraugusta

Si dividimos a grandes rasgos el mundo de las cervezas de trigo podríamos decir que hay dos bloques muy marcados, el de las alemanas (Weizenbier o Weissbier) y el de las belgas (Witbier).

Justo ahí, entre estos dos maravillosos mundos podríamos ubicar a Ambar Caesaraugusta; una cerveza con cuerpo donde hay una parte más pesada del cereal que da cuerpo a la cerveza y otra procedente de la levadura que aporta frescor.

Sometida a un proceso doble de fermentación a alta temperatura (cerveza ale), mantiene la turbidez natural. Es sencillo apreciar su característico punto especiado que acompaña a las notas frutales que predominan. El magnífico equilibrio entre los sabores, dulces, ácidos y amargos hacen de esta cerveza, poco ortodoxa, una gran opción en cualquiera de las estaciones.

Para apreciar todos los matices en su plenitud, es mejor no consumirla demasiado fría. Sobre los 7 u 8 grados la encontrarás perfecta.

Descubre todas nuestras cervezas ale

Ambar negra

Resulta atrayente por su potente color, pero convence por la originalidad de la propuesta. Se fabricó en el año 2000 y por entonces, esta especialidad típica en Centroeuropa, resultó un auténtico exotismo en el panorama cervecero español.

Elaborada con azúcar de caña sin refinar procedente de la última plantación que queda en
España, esta cerveza oscura, también en su personalidad, ofrece aromas de chocolate negro, regaliz y toffe. Una cerveza fermentada a muy baja temperatura, pensada para iniciarse en un mundo de cerveza un poco más compleja.

Ambar negra es la perfecta compañera de postres chocolateros, especialmente cuando son amargos, ya que contrastan con el dulzor.