Actualidad

Arriaca incorpora al formato en lata sus cervezas Trigo y Porter

• Son ya 6 las variedades en lata de la cervecera artesana

• Fue la primera ‘micro’ española en apostar por un envase que es tendencia mundial

Madrid, 31 de octubre de 2017Cuatro más dos, igual a seis. Cervezas Arriaca estrena en formato lata sus variedades Trigo y Porter, por lo que la cervecera de Guadalajara alcanza el sexteto entre sus variedades disponibles ya en este envase.

Desde Arriaca, que fue la primera cerveza artesana española en apostar por la lata como envase, sostienen que “la aceptación de la misma es cada vez más amplia, de ahí que hayamos apostado por extenderla a dos de nuestras primeras cervezas, como son la de Trigo y la Porter”, según ha señalado Jesús León, CEO de Arriaca.

León asegura que la entrada en el mercado de la lata es un “proceso lento, pero firme”, como así lo atestigua el hecho de que otras cerveceras artesanales del país hayan apostado ya por ella, siguiendo, por otro lado, la tendencia mundial en el mundo craft.

Así, la Arriaca Trigo y la Arriaca Porter se suman a la IPA, Rubia, Session IPA e Imperial Red IPA como disponibles en lata, estas dos últimas, además, de manera exclusiva en este formato.

Además, Arriaca cuenta con otras dos variedades, Centeno e Imperial Russian Stout, disponibles en botella y barril.

Ventajas de la lata>/strong> Por sus características, la lata “es un envase ideal para la cerveza artesana”, señala León, generalmente de alto componente aromático, ya que optimiza la conservación de sus características originales.

Así, algunas de las ventajas que hacen de la lata un buen envase son las siguientes:

- Opacidad. No existe contacto de la luz con la cerveza, impidiendo la alteración del lúpulo, elemento fotosensible, y, por tanto, evita modificaciones de olores y sabores.

- Facilidades logísticas. Más fácil para el transporte, tanto por espacio como por peso. También para el almacenaje personal, puesto que ocupa menos en la nevera y se recicla mejor.

- Ausencia de oxígeno. La lata queda sellada tras llenarse, por lo que no existe interacción de oxígeno-cerveza.

- Las latas de última generación presentan un recubrimiento especial que impide la interacción lata-producto.